Chinches de la cama

La longitud media de los chinches de la cama es de 6 mm y presentan una coloración oscura, a veces con tonalidades rojizas. No presenta alas y el abdomen, en comparación con la cabeza y el tórax, es de grandes dimensiones.

La actividad de las chinches es básicamente nocturna, durante las horas diurnas pueden encontrarse refugiadas en grietas y hendiduras diversas, siempre cerca de las zonas de alimentación. Las chinches de las camas se pueden encontrar refugiadas en paredes, marcos de puertas, detrás de los cabezales y mesitas de noche, cuadros, zócalos, debajo del entarimado, en alfombras y moquetas. También pueden observarse chinches en los pliegues y costuras de somieres y colchones.

Durante las horas nocturnas, atraídas por el calor y el CO2 que desprenden las personas, la chinche de la cama se alimenta picando sobretodo en partes del cuerpo no protegidas por la ropa como cuello, brazos y manos, cara y zona lumbar.

La invasión de estos insectos siempre es exterior por introducir en espacios libres materiales infestados, como colchones, maletas, muebles, etc.

Chinches

Evidencias de chinches de la cama

El hecho de que no vea chinches no significa que su negocio, vivienda o empresa, no pueda estar infestado, ya que esta plaga es difícil de identificar, y además puede encontrarse en su estado inicial. Nos basamos en su identificación mediante las evidencias o señales que nos indica su presencia.

Las señales en las que nos fijamos:

  • Chinches de la cama vivas.
  • Pequeñas manchas de sangre en las sábanas.
  • Heces de chinches.
  • Pieles mudadas de las ninfas.
  • Olor dulce y desagradable, característico de las chinches.
  • Picaduras de chinches o irritación de la piel.

Una plaga de chinches puede alcanzar rápidamente el nivel de epidemia si no se trata con un programa adecuado de control de plagas profesional.

Chinches

Medidas preventivas

  • No utilizar colchones, somieres, canapés ni muebles tapizados de procedencia desconocida, además de proteger sus colchones con fundas protectoras para chinches.
  • Inspeccionar el equipaje después de realizar un viaje en busca de chinches.
  • Inspeccionar todo mueble de segunda mano o alquilado para detectar chinches.
  • Inspeccionar las zonas donde se suelen encontrar las chinches: colchón, somier, cabecera, áreas de rodapié, sofá/silla tapizada o mesita de noche y cualquier fisura en marcos de puertas y ventanas.
  • Sellar las fisuras y grietas con masilla, aunque no tenga chinches, ya que esta medida ayudará a evitar que estos insectos y otras plagas ingresen a su hogar o establecimiento.
 

Tratamiento

Para eliminar las chinches de la cama, llevamos a cabo tratamientos físico-químicos. Tras la inspección detallada se realiza un primer tratamiento químico a todos los artículos infestados o posibles de infestarse de chinches, tales como muebles, colchones, ropa, grietas, cortinas, etc. Se realizan 2-3 tratamientos con una separación de 2-3 semanas entre tratamientos.

Aparte de este tratamiento se adoptan medidas físicas de control y monitorización consistentes en la ubicación de trampas de monitoreo adhesivas o de otra índole debajo de colchones, en armarios, etc, para determinar si han regresado las chinches. Se hacen revisiones de este tipo con periodicidad trimestral.

Todas las prendas de ropa infestada de chinches de la cama se lavarán a altas temperaturas o se aplicará vapor seco.