Procesionaria del pino

La Procesionaria del pino es la plaga más importante de los pinares mediterráneos. Su nombre proviene de “Procesionaria” que viene a decir que se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión.

En verano aparecen las mariposas de Procesionarias del pino; se aparean y la hembra pone los huevos en las acículas de los árboles (así se llaman las hojas de las coníferas). Las orugas procesionarias nacen a los 30 ó 40 días de la puesta, es decir, entre mediados de septiembre y mediados de octubre.

Construyen nidos o bolsones de seda que les sirven de refugio para pasar los fríos del invierno. Cuando llega la primavera, o finalizando el invierno (desde febrero a primeros de abril), las orugas descienden en fila al suelo, se entierran y crisalidan dentro de un capullo. De las crisálidas surgen en verano las mariposas que se aparearán dando comienzo a un nuevo cliclo.

Procesionaria del pino

Efectos de la procesionaria del pino

  • Pérdida de acículas: Las orugas se alimentan en invierno de las acículas de Pinos y Cedros, provocando que éstas se sequen y caigan. El daño más importante de la Procesionaria del Pino lo hace desde el final del invierno hasta mitad de primavera, cuando las orugas son más grandes y voraces. La defoliación rara vez produce la muerte de los pinos pero los debilita en gran medida, facilitando el ataque posterior de otras plagas. Los pinos pequeños sí se pueden secar. En jardines, la procesionaria del pino perjudica el aspecto estético.
  • Urticarias y alergias en personas y animales domésticos: Las orugas de la procesionaria del pino están recubiertas por unos pelillos urticantes que se dispersan y flotan en el aire, produciendo irritación en piel, ojos y nariz. En animales domésticos, son peligrosas las orugas de la procesionaria del pino al chupar o tocar esta hilera en movimiento o a través de un nido que se haya caído, ya que contiene pelos urticantes. Los síntomas más aparentes de la procesionaria del pino son: inflamación de labios, boca y cabeza en general. El animal intenta rascarse, babeando exageradamente. Consultar con el veterinario.
Procesionaria del pino

Tratamiento

Para controlar la procesionaria del pino utilizamos los últimos avances en cuanto a productos y tecnologías.

El control de las orugas procesionarias, causantes de daños en los árboles y en las personas, es realizado con los productos biológicos más novedosos del mercado, utilizando Bacillus thruringiensis específico para el control de lepidópteros e IGR’s (Reguladores del Crecimiento de los Insectos), así como el empleo de feromonas para monitorizar las poblaciones de mariposas. Además, el tratamiento se complementa con medios mecánicos como la aspiración de los bolsones.

Ventajas del tratamiento

  • No empleamos productos peligrosos, por lo que no supone un riesgo para personas y animales que pueden encontrarse cerca de la zona afectada.
  • Respeta el medio ambiente, por tanto no perjudica a los pinos u otros árboles.
  • El sistema contra procesionaria del pino es aplicado por nuestro equipo técnico formado por profesionales expertos en el control de plagas.