LAS MEDIDAS FRENTE A COVID-19 DISMINUYEN LAS INFECCIONES ALIMENTARIAS

 
 
20 de febrero de 2021
 
Según el Instituto Robert Koch (RKI), se ha producido un drástico descenso de las infecciones de origen alimentario, en Alemania durante el brote de Coronavirus.
 
Los expertos del RKI han analizado los efectos de la pandemia y las medidas sanitarias sobre las enfermedades de declaración obligatoria en Alemania entre enero de 2016 y agosto de 2020 y se comparó con los datos desde enero de 2016 hasta finales de febrero de 2020, que fue antes del brote.
 
Las conclusiones son similares a los resultados de un análisis realizado en Australia en el que se constató que las enfermedades, incluidas las infecciones transmitidas por los alimentos, disminuyeron tras la introducción de medidas de salud pública a causa de la pandemia.
 
En el análisis de RKI se incluyeron un total de 32 enfermedades infecciosas. Las infecciones gastrointestinales mostraron un descenso significativo en comparación con los años anteriores.
 
La gastroenteritis por rotavirus y la shigelosis descendieron un 83,3% y un 82,9%, respectivamente, y se registraron un 78,7% menos de casos de gastroenteritis por norovirus.
 
También descendieron la criptosporidiosis en un 52,4 por ciento, la E. coli en un 46,4 por ciento, la salmonelosis en un 45,4 por ciento, la hepatitis A en un 36,7 por ciento, la campilobacteriosis en un 22,2 por ciento, la listeriosis en un 21,8 por ciento y la hepatitis E y la yersiniosis en un 7 por ciento.
 
Los expertos señalaron que el contacto restringido, el distanciamiento social y las normas de higiene, así como el cierre de escuelas y guarderías, podrían haber influido en la transmisión de enfermedades infecciosas gastrointestinales.
 
Además de un descenso real de las enfermedades infecciosas, otros factores podrían haber provocado cambios en el número de casos notificados, como la reducción de los viajes y eventos.
 
Otro análisis anterior, realizado por la Agencia Austriaca de Salud y Seguridad Alimentaria (AGES), constató que las medidas para hacer frente a la pandemia condujeron a una fuerte reducción de los casos de norovirus en el país.
 
El cierre de instalaciones colectivas, el aumento de las medidas higiénicas y la reducción de las visitas al médico por molestias gastrointestinales son los factores que explican el descenso de los casos registrados.
 
Los brotes de norovirus con un gran número de enfermos se repiten una y otra vez, especialmente en instalaciones comunitarias como escuelas, guarderías, hospitales y residencias de ancianos.
 
FUENTE