LAS AUTORIDADES SUECAS INVESTIGAN EL AUMENTO DE INFECCIONES POR YERSINIA

 
 
17 de febrero de 2021
 
Desde la segunda semana de enero, han enfermado de yersiniosis más del doble de personas que en el mismo periodo de años anteriores.
 
Se ha observado un aumento del número de casos en las regiones de Estocolmo, Västra Götaland y Halland, con 33 de los 48 casos notificados desde el 11 de enero.
 
La mayoría de los enfermos tienen entre 11 y 40 años y son mujeres. 
 
Folkhälsomyndigheten, la Agencia Sueca de Salud Pública está tratando de identificar el origen de la infección y ha detectado Yersinia en los pacientes de estas regiones. 
 
Las bacterias aisladas se someterán a la secuenciación del genoma completo para aclarar si las personas se han visto afectadas por una fuente de infección común.
 
En Suecia, se notifican anualmente entre 200 y 300 infecciones por Yersinia y a mediados de 2019, se declaró un brote con más de 20 enfermos. 
 
Unos meses antes, otro brote, que también afectó a Dinamarca, afectó a 37 personas y se relacionó con espinacas frescas importadas desde Italia o España.
 
Estadísticas de Yersinia en Europa
 
En Europa en 2019, 29 países declararon 7.048 casos de yersiniosis confirmados.
 
Las tasas más altas se observaron en Finlandia, Lituania y la República Checa, según el informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).
 
La notificación de yersiniosis es obligatoria en la mayoría de los países, pero es voluntaria en Bélgica, Francia, Grecia, Italia y Luxemburgo y se basa en otro método en el Reino Unido. En los Países Bajos no existe ningún sistema de vigilancia. Los sistemas francés, italiano y español no tienen cobertura nacional.
 
Alemania fue el país con más casos, con 2.154, seguido de Francia, con 1.135. Estos dos países representaron casi la mitad de todas las infecciones por Yersinia. 
 
Los niños de hasta cuatro años representaron casi una cuarta parte de los casos en 2019.
 
La yersiniosis fue la cuarta enfermedad de transmisión alimentaria más común en la UE en 201 y los 14 brotes notificados lo fueron por Yersinia enterocolitica y afectaron a 149 pacientes en siete países.
 
Se cree que muchas de las infecciones están relacionadas con el consumo de carne de cerdo contaminada poco cocinada o con la contaminación cruzada de otros alimentos durante la manipulación.
 
Los brotes también se han relacionado con frecuencia con verduras crudas y productos vegetales listos para el consumo, como la lechuga y las zanahorias.
 
Los síntomas se asocian a una gastroenteritis con dolor abdominal, diarrea, vómitos y fiebre. Normalmente, éstos suelen aparecer entre las 24 horas y los 7 días después del consumo del alimento contaminado.
 
FUENTE: https://www.foodsafetynews.com/2021/02/sweden-investigates-rise-in-yersinia-infections/