BROTE DE COVID-19 EN UN BLOQUE DE VIVIENDAS CON PROBABLE DISPERSIÓN AMBIENTAL

 
 
10 de febrero de 2021
 
El primer positivo DE COVID-19 en este bloque de viviendas, situado en la plaza de Haro de Bilbao, se produjo el pasado 9 de enero y el primer fallecimiento el día 21 del mismo mes.
 
Hasta ahora, el brote en este edificio de viviendas deja 6 muertos y 33 contagiados por COVID-19.
 
Tanto el Departamento de Salud del Gobierno vasco como varios expertos consultados manejan la hipótesis de que un vecino supercontagiador haya extendido el virus ayudado por el uso intenso de los dos ascensores, de cinco plazas cada uno.
 
Se ha contratado a una empresa especializada para realizar una limpieza y desinfección de las zonas comunes del edificio. 
 
Desde el inicio del brote y hasta el día 26, cuando se desinfectaron las zonas comunes y se abrieron las ventanas para favorecer la ventilación, el virus pudo dispersarse sin restricciones ayudado por los dos ascensores del inmueble. 
 
El uso de las zonas comunes ha afectado incluso a personas que no residen en el edificio, como uno de los hijos de la primera víctima, quien se sospecha que se contagió en una de las visitas que hizo a su madre y su hermano.
 
Las autoridades sanitarias no han especificado cuántos de los 33 positivos son vecinos de la finca y cuántos contactos estrechos, pero “como mínimo” serían residentes en el edificio la mitad, en las plantas 1, 4, 9, 11, 13, y 15, según el recuento que hacen los propios vecinos.
 
Aunque también se cree que puede haber otra explicación, pues podría ser que la ventilación del edificio esté conectada y sea deficiente, como suele pasar en algunos baños y que ya sucedió algo parecido en Corea del Sur.
 
Tampoco se reservó uno de los ascensores para las plantas pares y otro para las impares, lo que podría explicar la mayor incidencia de positivos en estas últimas. 
 
Fuente: https://www.lne.es/videos/sociedad/2021/02/08/edificio-33-positivos-6-fa...