UNA PROTEÍNA EN LAS ANTENAS DEL MOSQUITO AEDES AEGYPTI DETECTA EL ÁCIDO LÁCTICO EN LA PIEL DE HUMANOS

 
 
Benidorm, a 5 de abril de 2019
 
Los mosquitos Aedes aegypti, que pueden propagar el zika y el dengue, prefieren la sangre humana a la sangre de otros animales.
 
Las hembras de mosquito encuentran en la sangre de los vertebrados los nutrientes necesarios para poner sus huevos.
 
Atraídas por el dióxido de carbono que emiten los humanos al respirar y por los ácidos lácticos del sudor, estos insectos utilizan el olfato para encontrar la persona a la que picar y chupar su sangre. 
 
La piel humana y su microbioma emiten mucho ácido láctico en comparación con otros vertebrados.
 
Un equipo de científicos del Laboratorio de Genética Tropical de Miami (EE UU)  han descubierto una de las proteínas que el mosquito Aedes aegypti necesita para reconocer el ácido láctico del sudor humano.
 
La proteína llamada IR8a es una de las moléculas necesarias para detectar el ácido láctico, un componente del sudor humano.
 
“La clave para que los mosquitos  puedan detectar a sus huéspedes humanos reside en el receptor olfativo IR8a”, ha informado el neurobiólogo Matthew DeGennaro, director del trabajo publicado en la revista Current Biology.

“Cuando se elimina este gen en el laboratorio, el insecto pierde su capacidad de respuesta ante los ácidos volátiles y, con ello, aproximadamente el 50% de su atracción por los humanos”, añade.
 
Este hallazgo podría permitir la creación de repelentes y trampas más eficaces para prevenir el contagio de las enfermedades infecciosas transmitidas por estos vectores al evitar que las personas sean las presas principales de estos insectos.
 
Fuente: https://www.cell.com/current-biology/fulltext/S0960-9822(19)30215-5