UNA PERSONA FALLECIDA Y DECENAS DE AFECTADOS TRAS COMER EN UN RESTAURANTE DE VALENCIA

 
 
Benidorm, a 22 de febrero de 2019
 
La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana está investigando el origen de un brote de toxiinfección alimentaria.
 
El brote de toxiinfección alimentaria se declaró el domingo 17 de febrero, con tres casos de una misma familia en Valencia.
 
Los enfermos presentaron síntomas de vómitos y diarrea.
 
Dos de ellos, padre e hijo evolucionaron bien y se recuperaron, en cambio, una mujer de 46 años, con vómitos profusos, falleció en la madrugada del domingo en su domicilio.
 
Se sospecha que el origen de la infección podría ser haber consumido un plato de arroz con colmenillas, incluido en el menú degustación en el restaurante, que posee una estrella Michelin.
 
El departamento de Sanidad investiga el origen del brote de toxiinfección desde hace días y una de las medidas que ha adoptado es entrevistar y posteriormente realizar pruebas a los clientes que comieron en el restaurante los días previos al fallecimiento de una de las comensales. 
 
Los técnicos de epidemiología  han contactado hasta la fecha con 75 personas, para realizar las oportunas entrevistas que puedan ayudar  conocer el origen del brote.
 
Los inspectores de seguridad alimentaria han realizado una inspección sanitaria en el establecimiento y no detectaron deficiencias que hubiesen podido contribuir a la toxiinfección alimentaria.
 
también se han tomado muestras de materias primas y alimentos que formaban parte del menú degustación para ser analizados en el Instituto Nacional de Toxicología.
 
Las colmenillas tienen un consumo frecuente, sobre todo en España y Francia para elaborar salsas. 
 
También son conocidas como cagarrias, morillas o múrgoles y no se pueden consumir en crudo ya que contienen unas proteínas capaces de romper las membranas celulares de las células de la sangre.
 
Antes de comerlas, hay que someterlas a un proceso de secado y cocción. Primero se desecan, y es así como suelen conservarse y adquirirse, y después se rehidratan colocándolas en agua, una agua que hay que descartar, para cocinarse después durante media hora a entre 70 y 90 ºC. 
 
Los expertos también recomiendan moderar su consumo, no excediendo de los cien gramos. 
 
No es una seta letal incluso comiéndola en crudo, lo que puede ocasionar son trastornos gástricos (náuseas, vómitos y diarreas) y neurológicos leves (mareos, temblores y hormigueos, llamado 'síndrome cerebeloso'). 
 
En un comunicado, el restaurante ha informado que permanecerá cerrado al público hasta que se puedan esclarecer las causas de las enfermedades que han sufrido sus clientes y esta ofreciendo su colaboración a la Consejería de Sanidad para el esclarecimiento de los hechos.
 
Por otro lado, el Juzgado de Instrucción número uno de Valencia ha abierto una investigación para esclarecer las causas de la muerte de la mujer.
 
La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha manifestado que el restaurante seguirá clausurado hasta que se sepa "totalmente y con certeza cuál es la causa del fallecimiento y las medidas que se tengan que adoptar".
 
Fuente: https://www.20minutos.es/noticia/3568794/0/colmenillas-toxicas/