UN VERANO DE LEGIONELLA EN SYDNEY. Nick Duncan, HydroChem. Australia.

1 Noviembre 2016

Una serie de brotes de Enfermedad del Legionario en Sydney (Australia), desde febrero a mayo de este año, ocupó las portadas de los periódicos e hizo que las autoridades sanitarias de Nueva Gales del Sur ( NSW Health ) reaccionarán como nunca antes. En total, se declararon cinco brotes en un período de cuatro meses, el más grave en el Distrito Financiero Central de Sydney ( CDB ) con nueve personas que contrajeron la enfermedad, una de las cuales falleció.

Como ahora llegan los meses más cálidos, hay una pregunta lógica que hacerse: ¿ qué ha hecho el gobierno y la industria para asegurar que esta situación no vuelva a ocurrir otra vez ?.

La Enfermedad del Legionario es una forma grave de neumonía que a menudo se origina desde los sistemas de las torres de refrigeración que no estén diseñadas, instaladas o mantenidas correctamente. Como las torres de refrigeración habitualmente están situadas en edificios que alojan o dan servicio a un gran número de personas, la mayoría de los brotes ocurren en áreas muy pobladas como distritos financieros, hospitales, centros comerciales,… Lo mas importante es saber que los factores que pueden originar un brote son habitualmente evitables.
Hasta finales de septiembre de este año, 71 personas habían sido diagnosticadas de Legionella pneumophila en Nueva Gales del Sur, en comparación con una media de 45 en los últimos cuatro años: un incremento de un 58 %.
Como respuesta a esta serie de brotes, NSW Health y sus unidades locales inspeccionaron cientos de torres de refrigeración. No se identificó a ninguna torre de refrigeración como causa de ninguno de los brotes. Sin embargo, en numerosos sistemas se detectó positividad para Legionella, alguno con niveles extremadamente elevados. También se encontraron un número de torres que no estaban registradas o autorizadas.
NSW Health y el Ayuntamiento de Sydney promulgaron un comunicación, de acuerdo con la Ley de Salud Pública, requiriendo a las empresas de tratamientos y a los laboratorios a facilitar todos los documentos de trabajo tales como certificados, registros de mantenimiento y análisis en los seis meses previos para todas las torres de refrigeración comprendidas en los distritos postales 2000, 2001 y 2002. Hasta ahora, no se ha publicado ninguna información sobre los datos recogidos.

¿Dónde estamos ahora?

Para discutir sobre este asunto, hay que tener en cuenta que la Enfermedad del Legionario apenas se descubrió en 1976. Las primeras normas en Australia se introdujeron a mediados de los años ochenta. En estos últimos 30 años, se ha aprendido mucho tanto desde el punto de vista técnico como de la gestión de los riesgos.
El marco actual requiere que los propietarios y ocupantes de edificios cumplan con los estándares mínimos exigibles. El Informe sobre la Encuesta de Cumplimiento de los Sistemas de Enfriamiento con Agua 2010 – 2011, llevado a cabo por NSW Health, señala que "esta legislación ha existido en Nueva Gales del Sur desde 1989, un período superior a 20 años".

http://www.health.nsw.gov.au/environment/legionellacontrol/Documents/wcs...

Con el tiempo, las normas pueden volverse obsoletas a medida que la tecnología y los sistemas evolucionan. Con el marco legal existente, hay muchas áreas mejorables en comparación con otros estados y territorios de Australia. La situación actual es una oportunidad para revisar globalmente el enfoque normativo.

El Estado de Nueva Gales del Sur se beneficiaría de la aplicación de un nuevo enfoque que estuviera basado en el riesgo. El aspecto más obvio de este nuevo enfoque es que los controles de mantenimiento tienen que ser más estrictos cuando haya un gran número de personas expuestas, como en los Centros financieros, hospitales y centros comerciales. En estos lugares, se pueden producir un gran número de casos en un corto espacio de tiempo.

Una norma basada en el riesgo precisa de la participación de varias partes para la minimización del riesgo. Cuando se instaure este método basado en el riesgo junto con algún tipo de auditoria independiente para confirmar su cumplimiento, mejorará el sistema en beneficio de la salud pública.

¿Quién es el responsable?

¿Quién es el responsable de mantener los sistemas libre de Legionella?. Esta cuestión precisa responderse tanto a nivel normativo como desde las instalaciones.
El régimen actual da al NSW Health la competencia para legislar de forma general y los consejos locales son los que gestionan y complementan a esa autoridad.

A nivel de la instalación, también necesitamos claridad en cuanto a quién es responsable para prevenir brotes de Enfermedad del Legionario. Las grandes instalaciones a menudo tienen varias partes implicadas: propietarios, administradores de las instalaciones, arrendatarios, servicios de mantenimiento mecánico, consultores, servicios de tratamiento de agua y laboratorios de análisis. La cuestión es, desde la perspectiva legal, cuál de esas partes es la principal responsable de mantener el sistema de la torre de refrigeración libre de Legionella.

Registro adecuado de las torres de refrigeración.

Un aspecto importante en la regulación de las torres de refrigeración es mantener un sistema de registro al que se pueda acceder en caso de un brote. En Nueva Gales del Sur, son diferentes las administraciones locales las que gestionan sus propios registros de distintas maneras. Algunos sólo requieren un registro único inicial, sin periodicidad anual, lo que significa que no hay un registro adecuado de las torres de refrigeración.

Cuando se produce un brote, la autoridad sanitaria que lo investiga debe poder acceder al listado de torres de refrigeración en el área afectada. Para que esto sea posible, se debe mantener un registro preciso de las torres de refrigeración. Para ello, lo preferible es que una autoridad central sea la que gestione el registro.

Requisitos reglamentarios innecesarios.

Como consecuencia de la evolución de la legislación durante un par de décadas, hay algunas prácticas que tienen poco o ningún beneficio real en el entorno actual. Un ejemplo es el requisito de expedir un "Certificado de Desinfección" anual que confirme que el sistema ha realizado un proceso efectivo de desinfección.

Este requisito que realizan las empresas de tratamiento de agua pero el hecho de que se haya emitido un certificado puede dar lugar a una falsa sensación de seguridad. La gestión de riesgos de forma continuada es lo que proporciona la eficacia, mas que la certificación de un proceso o de una pieza de un equipo.

Autorización de sistemas digitales de la información.

El marco existente y su aplicación requiere de registros en formato papel del mantenimiento de las torres de refrigeración. Desde un punto de vista práctico, esto significa que las muestras de agua necesitan ser recogidas, llevadas al laboratorio y luego, de cuatro a 15 días más tarde, imprimir los informes de resultados y llevarlos al lugar de la torre de refrigeración para su archivo.

Muchos administradores de instalaciones no tienen su oficina en el edificio de la torre y, por lo tanto, no mantienen copias impresas de todos los registros. Los registros digitales actualmente son mas frecuentes y pueden ser rápidamente enviados por correo electrónico al responsable técnico que realice una inspección. En muchos casos, una copia electrónica es más adecuada para revisar que una copia impresa que ha estado expuesta a los elementos durante más de 12 meses.

Panel de Expertos sobre Legionella del NSW Health.

NSW Health ha convocado un panel de expertos para revisar los reglamentos y procedimientos existentes. Se espera que el panel de expertos establezca unas normas mínimas de limpieza y requisitos de análisis periódicos; Y también introducir requisitos de notificación de datos. Creo que las recomendaciones del panel serán divulgadas para exposición pública en las próximas semanas.

El camino a seguir.

Los brotes recientes y los datos muestran claramente que necesitamos mejorar la forma en que se controla la Enfermedad del Legionario. El catalizador para este cambio debe ser la formación de las partes interesadas sobre el mejor modo de evitar brotes. Entonces podremos trabajar juntos con un enfoque común.

Espero que el gobierno y la industria aprovechen esta oportunidad de revisión para hacer algo más que simplemente modificar los estándares existentes. Debemos pasar a un enfoque basado en el riesgo que de forma real mejorará la salud pública.

Nick Duncan es Director Ejecutivo de HydroChem

Documento original en: http://www.thefifthestate.com.au/articles/sydneys-summer-of-legionella/8...

Traducción libre realizada por el Dr. Juan Ángel Ferrer Azcona. Área de Prevención de Legionella. MICROSERVICES