SOSPECHA DE BOTULISMO EN CUATRO BEBES DE ESTADOS UNIDOS POR USAR CHUPETES CON MIEL

 
 
Benidorm, a 21 de noviembre de 2018
 
El Departamento del Estado de Texas de Servicios de Salud ha advertido a los padres y  en general que no ofrezcan chupetes a los bebés que contengan miel.
 
La alerta se produce después de que cuatro bebés fueron diagnosticados de botulismo en Texas.
 
La miel puede contener esporas de Clostridium botulinum,una bacteria que produce una potente neurotoxina conocida por causar botulismo, una enfermedad grave en los bebés. 
 
El botulismo infantil ocurre cuando se inhalan o se ingieren esporas de Clostrididum botulinum en alimentos, polvo u otros materiales y germinan en el intestino de bebés que aún no han desarrollado flora intestinal madura. 
 
Por esta razón, las autoridades sanitarias de en Estados Unidos recomiendan a los padres que no les den miel (cruda o de otro tipo) a niños menores de 12 meses.
 
Los síntomas del botulismo en bebés menores de 12 meses de edad generalmente comienzan con estreñimiento, falta de apetito, succión débil, debilidad, párpados caídos, pérdida del control de la cabeza y dificultad para respirar. 
 
La gravedad puede variar desde una enfermedad leve con inicio gradual hasta parálisis, insuficiencia respiratoria y muerte. El rápido reconocimiento de un caso sospechoso y la administración de antitoxina pueden detener la progresión de la enfermedad.
 
Los casos de botulismo infantil son raros. Entre 2013 y 2017, Texas ha registrado un promedio entre 7 y 8 casos anuales de botulismo infantil. Anualmente, en Estados Unidos se declaran unos 100 casos de botulismo infantil.
 
Sin embargo, desde agosto de 2018, cuatro bebes han sido tratados por botulismo infantil y tienen antecedentes de haber usado un chupete de miel comprada en México.
 
Los epidemiólogos han observado que estos chupetes con miel y otros chupetes que contienen alimentos están disponibles para la venta en las tiendas minoristas, así como on liney que los padres pueden no ser conscientes de su posible peligro.
 
Son varios los posibles alimentos que se asocian con el botulismo infantil como miel, jarabe de maíz, preparados deshidratados para lactantes, cereales, infusiones de especies vegetales, etc., aunque la miel es mas frecuente.
 
El consumo de miel es reconocido como un factor de riesgo para el botulismo infantil por parte de los profesionales de la salud pública.
 
Fuente: https://www.dshs.texas.gov/news/releases/2018/HealthAlert-11162018-sp.aspx