SEGÚN EL HSE, EL RIESGO DE TRANSMISIÓN DEL COVID–19 POR EL AIRE ACONDICIONADO ES EXTREMADAMENTE BAJO.

 
 
Benidorm, a 26 de junio de 2020
 
El Ejecutivo de Salud y Seguridad (HSE) es una agencia gubernamental del Reino Unido responsable de fomentar, regular y hacer cumplir la salud, la seguridad y el bienestar en el lugar de trabajo y de investigar los riesgos laborales en Gran Bretaña.
 
Desde hace semanas, se están observando opiniones contradictorias, así como algunos brotes supuestamente asociados al aire acondicionado.
 
La conclusión del HSE es que el riesgo de que el aire acondicionado propague el coronavirus (COVID-19) en el lugar de trabajo es extremadamente bajo.
 
La recomendaciones que determina es que se puede continuar utilizando la mayoría de los tipos de sistemas de aire acondicionado de manera habitual. 
 
No obstante, si usa un sistema de ventilación centralizado que hace circular el aire a diferentes habitaciones o espacios, se recomienda apagar la recirculación y usar suministro de aire fresco.
 
No es necesario modificar los sistemas de aire acondicionado que mezclan parte del aire extraído con aire fresco y devolverlo a la habitación, ya que esto aumenta la tasa de ventilación de aire fresco. 
 
Además, tampoco es necesario ajustar los sistemas en habitaciones individuales o unidades portátiles, ya que funcionan con una recirculación del 100 %.
 
Si no está seguro, solicite el asesoramiento de su ingeniero o asesor de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC).
 
Las empresas deben, por ley, garantizar un suministro adecuado de aire fresco en el lugar de trabajo.
 
Una buena ventilación puede ayudar a reducir el riesgo de propagación del coronavirus, por lo tanto, hay que mejorar la ventilación general, preferiblemente a través de aire fresco abriendo ventanas y puertas (a menos que sean puertas cortafuegos) o de sistemas mecánicos.
 
También es recomendable mejorar la circulación del aire exterior y evitar bolsas de aire estancado en los espacios interiores ocupados usando ventiladores de techo, ventiladores de escritorio o abriendo ventanas.
 
El riesgo de transmisión mediante el uso de ventiladores de techo y de escritorio es también extremadamente bajo.
 
Fuente:
https://www.hse.gov.uk/coronavirus/equipment-and-machinery/air-conditioning-and-ventilation.htm?utm_source=govdelivery&utm_medium=email&utm_campaign=coronavirus&utm_term=body-text&utm_content=aircon-22-jun