SE DECLARA UN IMPORTANTE BROTE DE TRIQUINOSIS EN CIUDAD REAL TRAS UNA MATANZA CLANDESTINA DE UN CERDO

 
 
Benidorm, a 2 de mayo de 2019 
 
La Dirección General de Salud Pública de Castilla-La Mancha ha informado de la declaración de un brote de triquinosis, que es uno de los mas importantes de los últimos años.
 
Una matanza clandestina de un cerdo sin controles sanitarios el 8 de enero en Retuerta del Bullaque (Ciudad Real) ha sido la fuente del brote.
 
Los enfermos son parientes y amigos de la familia que mató al cerdo tras criarlo en semilibertad en un gran cercado y que consumieron embutidos hechos con su carne. 
 
Ocho enfermos han sido diagnosticados en la provincia de Ciudad Real y el resto en Madrid (siete en Fuenlabrada, uno en Móstoles y el otro en la capital), que empezaron su enfermedad a partir del 8 de febrero.
 
Solo uno de los afectados requirió ingreso hospitalario, mientras el resto, de entre 11 y 67 años, se restablecieron al seguir el tratamiento en sus domicilios. 
 
Se tomaron muestras del embutido del cerdo y se detectó que contenía la triquina, por lo que se decomisó y se alertó para que no comieran o destruyeran el embutido contaminado.
 
Hasta hace unas décadas, la triquinosis era una enfermedad relativamente común pero en los últimos cinco años apenas había registrado de cuatro a siete afectados anuales, siempre por consumo de carne de caza de jabalí.
 
La triquinosis es una enfermedad parasitaria que se adquiere al consumir carne infectada por el nematodo Trichinella, en este caso del tipo spiralis
 
Tras una incubación de una o dos semanas, aunque puede alcanzar los 45 días, causa fiebre, dolores musculares y articulares, náuseas y malestar. 
 
También puede provocar complicaciones neurológicas y cardíacas graves, incluso mortales, aunque es muy difícil que ocurran porque los pacientes responden al tratamiento.
 
El Real Decreto 640/2006 establece los requisitos relativos al análisis de triquina en las matanzas domiciliarias y obliga a quienes quieran realizar la matanza de un cerdo en sus casas a someter al animal a análisis microscópico con muestras recogidas por veterinarios.
 
Retuerta del Bullaque es un pueblo situado al noroeste de la provincia de Ciudad Real, limitando al norte con la de Toledo, con 950 habitantes.