SE CUMPLEN 18 AÑOS DESDE EL MAYOR BROTE DEL MUNDO DE ENFERMEDAD DEL LEGIONARIO EN MURCIA

 
 
Benidorm, a 15 de julio de 2019
 
Un brote explosivo de enfermedad del legionario ocurrió en la ciudad de Murcia, en junio y julio de 2001. 
 
Se registraron más de 800 casos sospechosos y se confirmaron 449 de estos casos, lo que le convierte en el mayor brote del mundo hasta la fecha. 
 
Las fechas de inicio de síntomas de los casos confirmados oscilaron entre el 26 de junio y el 19 de julio.
 
Un total de seis personas fallecieron a causa de la enfermedad, con una muy baja tasa de mortalidad del 1 %.
 
La curva epidémica y el patrón geográfico de los cuestionarios epidemiológicos indicaron una exposición al aire libre en la parte norte de la ciudad. 
 
La investigación epidemiológica implicó a las torres de refrigeración en un hospital de la ciudad. 
 
Se identificó Legionella pneumophila serogrupo 1 Pontiac (MAb 2+) Philadelphiaenuna de estas torres con un patrón molecular idéntico al de los aislamientos en los enfermos, lo que reveló el origen de la infección.
 
Este resultado se obtuvo con posterioridad porque el día después de que se detectó el brote, las torres de refrigeración del hospital estaban altamente cloradas, lo que explicaba la negatividad de Legionella de las primeras muestras.
 
La cepa del brote solo se aisló en una torre al reiniciar su funcionamiento tras un periodo de parada de 1 mes, una situación que favorece la reaparición y proliferación de Legionella.
 
Las condiciones meteorológicas fueron favorables para la dispersión de los aerosoles de forma  horizontal. La baja velocidad del viento junto con la inversión térmica atmosférica entre el 29 de junio y el 1 de julio habrían facilitado la presencia de los aerosoles en el ambiente.
 
Otros brotes numerosos han sido el de Bovenkarspel (Holanda) en 1999 con 318 casos, Manzanares (España) en 201 con 277 casos, Vila Franca de Xira (Portugal) con 375 casos y en Bassa Brescia (Italia) en 2018 con 235 casos. 
 
El día después del último caso en Murcia, el Ministerio de Sanidad publicó el Real Decreto 909/2001, de 27 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, derogado por el Real Decreto 865/2003.
 
En la actualidad, el Ministerio de Sanidad está en proceso de redacción de un nuevo Real Decreto sobre la materia, que sustituiría al Real Decreto 865/2003.