RIESGO DE NITRATOS PARA NIÑOS POR EL CONSUMO DE HORTALIZAS DE HOJA VERDE

 
 
5 de diciembre de 2020
 
Los nitratos se encuentran de manera natural en los vegetales, especialmente en las hortalizas de hoja verde, como las espinacas y la lechuga.
 
A mayor intensidad lumínica, menor será la concentración de nitratos, por lo que los cultivos de verduras al aire libre presentan niveles de nitratos inferiores a los de invernadero.
 
Su toxicidad viene determinada por su reducción a nitritos en el cuerpo humano que, en altas concentraciones pueden originar metahemoglobinemia, cuyo signo más característico es la cianosis.
 
Esta enfermedad afecta de manera especial a aquellos bebés que están expuestos a altas concentraciones de nitratos a través de la dieta, denominándose a menudo el “síndrome del bebé azul”.
 
Las hortalizas de hoja ancha que se consumen a nivel europeo son principalmente lechugas y espinacas, pero en España existe un consumo importante de acelgas
 
Actualmente no existe un límite máximo de nitratos establecido en acelga a nivel europeo.
 
El almacenamiento inadecuado a temperatura ambiente durante largos períodos de tiempo puede resultar en la conversión de nitratos a nitritos, que puede verse acelerada cuando estas hortalizas están en forma de puré.
 
Se recomienda que los niños de menos de un año no coman acelgas ni espinacas y la borraja no incluirla antes de los 3 años de vida.
 
No mantener a temperatura ambiente (enteras o en puré), sino conservar en el frigorífico si se van a consumir en el mismo día, si no, congelar.
 
El lavado y la cocción de las verduras (desechando siempre al final el agua resultante) ayudan a reducir el contenido en nitratos.
 
FUENTE https://www.aesan.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/para_consumidor/TRIPTICO_AESAN_RECOMENDACION_CONSUMO_HORTALIZAS_NITRATOS_.pdf