Pulgas

A las pulgas se las considera la plaga de los humanos y animales domésticos. Muchas pulgas se alimentan de humanos cuando las infestaciones son fuertes. Es un insecto rastrero, transmisor de muchas enfermedades (tifus endémico benigno o tifus murino).

Existen diferentes especies de pulgas, según quien les sirva como huesped: la pulga del hombre, la pulga del gato o la pulga del perro.

Pulgas

Evidencias de pulgas

Las pulgas se crían en el polvo, la basura, las rendijas del piso, las alfombras, …. y para su desarrollo requieren de una alto grado de humedad. Existen varios factores que ocasionan la aparición de pulgas:

  • Deficiente higiene personal y de las instalaciones.
  • Convivencia con animales no tratados frente a los diferentes parásitos, en este caso frente a la pulga.
  • Convivencia con personas infectadas con pulgas. 
  • Proximidad a bosques, jardines, etc., donde han podido encontrarse animales portadores de dicho parásito.
Pulgas

Medidas preventivas

Para evitar el desarrollo de pulgas y prevenir sus picaduras ha de tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Mantener una buena higiene personal y de las instalaciones.
  • Limpieza frecuente con aspirador doméstico, para eliminar huevos, larvas, crisálidas e insectos adultos del ambiente.
  • Mantener a los perros y gatos limpios y tratados con antiparasitarios.

Tratamiento

El tratamiento para el control de plagas de pulgas es por pulverización, nebulización o  termonebulización con insecticidas.

Se aplica en dos fases de tratamiento: la 1ª de choque y una 2ª aplicación a los 15 días para terminar de exterminar la zona de estos parásitos.

La tercera actuación puede ser preventiva mediante colocación de trampas de monitorización y detección para las pulgas.