NUEVA LEGISLACIÓN PARA LUCHAR CONTRA LOS CHINCHES EN LOS HOTELES DE NUEVA YORK

 
 
Benidorm, a 23 de diciembre de 2016
 
Desde hace un par de décadas, los chinches de la cama (Cimex lectularius) han resurgido en el mundo occidental. La gran cantidad de viajes, la mayor resistencia de los insectos y el uso indiscriminado de insecticidas en los años 50-60 han provocado que se vuelva a hablar de una plaga que estaba siendo ya olvidada.
 
Si bien no se ha demostrado que transmitan enfermedades, sus mordeduras y su simple presencia generan un gran impacto con elevados costes económicos y sociales.
 
En los hoteles de la ciudad de Nueva York, las infestaciones por chinches de la cama  han aumentado un 44 % entre 2014 y 2015. También han afectado a edificios residenciales, albergues, oficinas e incluso a los  propios edificios municipales.
 
Al parasitar los equipajes de los turistas en los aeropuertos y estaciones, los chinches afectan por igual establecimientos hoteleros con mayor o menor grado de higiene o de más o menos estrellas. Los chinches son importados por los clientes al llegar a sus habitaciones.
 
Los principales destinos turísticos del mundo, como Nueva York, están siendo amenazados por esta plaga cada vez más extendida y perjudicial para la imagen del turismo.
 
Por ello, el Ayuntamiento de Nueva York y su concejal de Brooklyn Rafael Espinal desean implantar una serie de medidas para combatir esta plaga creciente.
 
La nueva Norma obligará a realizar revisiones semestrales por técnicos de plagas en todas las habitaciones de los hoteles para detectar la presencia de chinches.
 
Por otro lado, el Ayuntamiento publicará un informe anual, con los datos referentes al número de quejas, de infracciones relacionadas con estas infestaciones o el plazo de tiempo en que se solucionen las plagas en los hoteles.
 
Para que los ciudadanos y turistas tengan la mayor información, se publicará un mapa con actualizaciones trimestrales, de los puntos donde se produzcan las quejas, con datos sobre si las quejas son ciertas o sin fundamento.

Los propietarios también estarán obligados a notificar por escrito a los posibles inquilinos sobre cualquier infestación de chinches que se haya producido en su edificio durante el último año.
 
El concejal Rafael Espinal ha declarado que el Ayuntamiento de Nueva York debe ser proactivo con esta plaga, ofreciendo información suficiente a los neoyorquinos y a los turistas que se alojen en los hoteles.
 
Para más información: http://microservices.es/chinches-de-la-cama-en-hoteles
 
Fuente: http://www.nydailynews.com/new-york/bill-require-hotels-bed-bug-inspections-6-months-article-1.2890370