MÁS DE 200 AVISOS DE PLAGAS EN LOS ÚLTIMOS 5 AÑOS EN EL PARLAMENTO ESCOCES

 
 
 
Benidorm, a 15 de febrero de 2017
 
Los técnicos en control de plagas han sido avisados para eliminar plagas en Parlamento Escocés casi 200 veces en cinco años, según revelan las cifras oficiales.
 
Los profesionales fueron llamados en un número récord de veces el año pasado para resolver estas infestaciones en el edificio que costó más de 414 millones de libras
 
Sólo en 2016, las empresas de control de plagas tuvieron que resolver 42 incidencias en los diferentes espacios del parlamento, incluida la histórica Casa Queens Berry.
 
Desde 2012, un total de 176 infestaciones por insectos, presencia de roedores y problemas con las aves tuvieron que se tratados por los técnicos.
 
Estas cifras, publicadas bajo la Ley de Libertad de Información, han demostrado que el presupuesto total para el control de las plagas del Parlamento escocés durante este período ha sido cercano a 25.000 libras.
 
A lo largo del último quinquenio, el problema ha ido empeorando y el número de incidentes relacionados con plagas aumentó de 33 en 2012 a 42 en 2016.
 
En 2014, la líder del Partido Laborista Kezia Dugdale dijo que regularmente había visto un ratón en su oficina, añadiendo que el animal salía la mayoría de las noches alrededor de las 8.
 
Un año antes, los jefes del Parlamento escocés rechazaron las informaciones hechas por la nacionalista Christine Grahame para traer un "gato como un elemento de disuasión " después de observar a los ratones "exhibiéndose a plena luz del día".
 
En 2008, se gastaron 13.000 libras en servicios especializados de cetrería para desplegar halcones con el objetivo de expulsar a las palomas que habían anidado en el edificio.
 
Un portavoz del Parlamento escocés dijo: "Como la mayoría de las instalaciones del centro de la ciudad, se toman medidas de control para mantener a raya a las plagas. Tenemos visitas de inspección rutinarias y trampas colocadas alrededor del edificio, aunque en la práctica hay pocas señales de actividad de plagas en el edificio".
 
Desde septiembre de 2004, la sede oficial del Parlamento escocés se ha situado en un nuevo edificio, en el área de Holyrood de Edimburgo. El edificio fue diseñado por el arquitecto español Enric Miralles en asociación con la empresa local RMJM de Edimburgo.