LOS CDC-USA TAMBIÉN CONTEMPLAN LA TRANSMISIÓN AEREA DEL COVID-19 MEDIANTE AEROSOLES

 
 
12 de octubre de 2020
 
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. han afirmado que el COVID-19 puede propagarse a través de virus que permanecen en el aire, a veces durante horas, reconociendo las preocupaciones ampliamente expresadas por expertos en salud pública sobre la transmisión aérea del virus. 
 
En estas circunstancias, los CDC dicen que los científicos creen que la cantidad de gotitas y partículas infecciosas más pequeñas, o aerosoles, producidas por las personas con COVID-19 se concentran lo suficiente como para propagar el virus. 
 
Las gotitas de aerosol son mucho más pequeñas y pueden permanecer suspendidas en el aire, como el humo. 
 
El texto publicado por los CDC dice:
 
El COVID-19 puede a veces propagarse por transmisión aérea
 
Algunas infecciones pueden propagarse por exposición al virus en pequeñas gotas y partículas que pueden permanecer en el aire durante minutos u horas. Estos virus pueden ser capaces de infectar a personas que se encuentren a más de 6 pies (1,8 metros) de distancia de la persona infectada o después de que ésta haya abandonado el espacio.
 
Este tipo de propagación se conoce como transmisión aérea y es una forma importante de propagación de infecciones como la tuberculosis, el sarampión y la varicela.
 
Hay evidencia de que, bajo ciertas condiciones, las personas con COVID-19 parecen haber infectado a otras que estaban a más de 6 pies (1,8 metros) de distancia. Estas transmisiones ocurrieron dentro de espacios cerrados que tenían una ventilación inadecuada. A veces la persona infectada respiraba con dificultad, por ejemplo, al cantar o hacer ejercicio.
 
Bajo estas circunstancias, los científicos creen que la cantidad de gotitas y partículas infecciosas más pequeñas producidas por las personas con COVID-19 se concentraron lo suficiente como para propagar el virus a otras personas. Las personas infectadas se encontraban en el mismo espacio durante el mismo tiempo o poco después de la salida de la persona con COVID-19.
 
Los datos disponibles indican que es mucho más común que el virus que causa COVID-19 se propague a través del contacto cercano con una persona que tiene COVID-19 que a través de la transmisión aérea. 
 
FUENTE