LAS AUTORIDADES SANITARIAS EN ESTADOS UNIDOS RECOMIENDAN NO COMER LECHUGA ROMANA POR UN BROTE DE "ESCHERICHIA COLI"

 
 
Benidorm, a 28 de noviembre de 2018
 
Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), funcionarios de salud pública de varios estados, de Canadá y de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. están investigando un brote multiestatal de infecciones por Escherichia coli O157:H7 productora de la toxina de Shiga.
 
Hasta la fecha, doce estados han declarado un total de 43 personas infectadas por E. coli O157.
 
Los casos de enfermedad comenzaron entre el 8 y el 31 de octubre del 2018.
 
Trece personas han sido hospitalizadas, incluida una que presentó síndrome urémico hemolítico (un tipo de insuficiencia renal grave).
 
No se han notificado fallecimientos entre los afectados.
 
Los CDC están recomendando que los consumidores no coman, y que los minoristas y restaurantes no vendan ni sirvan ningún tipo de lechuga romana hasta que se tengan mas datos sobre este brote.
 
La Agencia de Salud Pública de Canadá ha identificado en dos provincias canadienses, Ontario y Quebec, a 22 personas enfermas en las que se encontró la misma cepa genética de la bacteria E. coli O157:H7.
 
Los hallazgos epidemiológicos de los Estados Unidos y Canadá indican que la lechuga romana es la fuente probable del brote.
 
En este brote, la infección de las personas enfermas ha sido causada por bacterias E. coli que son del mismo tipo genético que la cepa de E. coli aislada de muestras de personas enfermas en el brote del 2017 asociado a verduras de hoja verde en los Estados Unidos y a lechuga romana en Canadá.
 
Los CDC están recomendando que los consumidores no coman ningún tipo de lechuga romana porque no se ha identificado a ningún productor, proveedor, distribuidor o marca de la lechuga romana en común.
 
En las entrevistas, las personas enfermas respondieron preguntas acerca de los alimentos que consumieron y otras exposiciones que tuvieron la semana anterior a que se enfermaran. Once (79 %) de las 14 personas entrevistadas dijeron haber comido lechuga romana.
 
Las personas enfermas declararon haber comido diferentes tipos de lechuga romana en varios restaurantes y en sus casas.
 
Por lo general, las personas se enferman por las bacterias E. coli productoras de la toxina de Shiga de 2 a 8 días después de consumir el alimento con la bacteria (el promedio es de 3 a 4 días).
 
Algunas personas con esta infección pueden presentar un tipo de insuficiencia renal grave llamado síndrome urémico hemolítico (SUH).
 
La infección por E. coli se diagnostica analizando una muestra de heces.
 
Fuente: https://www.cdc.gov/ecoli/2018/o157h7-11-18/index.html