LA MAYORÍA DE LOS BROTES DE TOXIINFECCIÓN ALIMENTARIA EN RESTAURANTES DE USA ESTÁN CAUSADOS POR NOROVIRUS

 
 
Benidorm, a 25 de marzo de 2019
 
Los departamentos de salud pública de los diferentes estados informan cada año a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de centenares de brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos en establecimientos y establecimientos minoristas.
 
Habitualmente, se llevan a cabo investigaciones sobre su epidemiología, resultados de  laboratorio y salud ambiental. 
 
Durante el período 2014-2016, un total de 16 departamentos de salud pública estatales informaron de datos sobre 404 brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos en establecimientos minoristas. 
 
La mayoría de los brotes con un agente sospechoso o confirmado fueron causados ​​por el norovirus (61.1 %). y el segundo germen más común fue Salmonella, en el 16.1 % de los brotes.
 
La mayoría de los brotes con factores contribuyentes identificados tuvieron al menos un factor asociado con la contaminación de los alimentos por parte de un trabajador que estaba enfermo o era portador de alguna infección (58.6 %).
 
Casi la mitad (47.4%) de los establecimientos con brotes tenían una normativa escrita que excluía a los trabajadores enfermos de manipular alimentos o de trabajar. 
 
La baja laboral por enfermedad retribuida estaba disponible para al menos un trabajador en el 38,3% de los establecimientos.
 
Aproximadamente un tercio (27.7 %) tenía una estrategia sobre el uso de guantes desechables. 
 
Para la mayoría de los establecimientos con brotes (68.7 %), los investigadores de salud pública iniciaron la investigación poco después de conocer el brote (es decir, el mismo día) y la llevaron a cabo en una o dos visitas al establecimiento (75.0 %). 
 
Estos hallazgos son similares a los de datos de brotes nacionales y resaltan el papel de los trabajadores en los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos. 
 
La falta de políticas escritas para los trabajadores enfermos, el uso de guantes y la baja por enfermedad retribuida para los trabajadores demuestra la existencia de deficiencias en las prácticas de higiene alimentaria.
 
Fuente: https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/68/ss/ss6801a1.htm