LA EMPRESAS ACUSADAS EN EL BROTE DE LEGIONELLA DE PORTUGAL EN 2014 NEGOCIAN ACUERDO CON VÍCTIMAS PARA EVITAR IR A JUICIO

 
Benidorm, a 20 de febrero de 2019
 
En marzo de 2017, el Ministerio Público acusó a las empresas Adubos de Portugal y General Electric y otros siete acusados ​​de responsabilidad en el brote
 
Las empresas acusadas en el proceso judicial del brote de legionella de Vila Franca de Xira, en 2014, intentan llegar a un acuerdo con algunas de las víctimas en la fase de instrucción, para evitar que el caso pueda llegar hasta juicio.
 
En marzo de 2017, el Ministerio Público acusó a las empresas Adubos de Portugal y General Electric y otros siete acusados ​​de responsabilidad en el brote, que comenzó el 7 de noviembre de 2014, causando 12 muertes e infectando a más de 400 personas .
 
"Las empresas afectadas confirman que existen contactos entre todos los implicados para una resolución del asunto",según ha señalado un portavoz que representa a las empresas.
 
Sin embargo, el fiscal sólo logró encontrar un nexo de causalidad en 73 de las personas afectadas y en ocho de las 12 víctimas mortales.
 
El presidente de la Asociación de Apoyo a las Víctimas del Brote de Legionella de Vila Franca de Xira, Joaquim Perdigoto, contó que las empresas presentaron, durante una reunión con abogados de las víctimas, una propuesta de 2,5 millones de euros, pero que contempla sólo a las 73 víctimas que figuran en la acusación y las otras 58 que, al no haber sido contabilizadas por el fiscal, se constituyeron como parte en el proceso.
 
Perdigoto explicó que esta propuesta inicial fue rechazada, pues abarca sólo 131 de las víctimas, defendiendo que las demás personas infectadas, más de 280, también merecen ser indemnizadas.
 
Muchas de ellas no denunciaron porque no tenían los 204 euros para pagar la tasa en el tribunal. "Estas personas no dejan de ser víctimas",subrayó Joaquim Perdigoto, añadiendo que las empresas quedaron en presentar una nueva propuesta.
 
Desde diciembre del año pasado, el proceso ya se encuentra en el Tribunal de Loures, en el que se desarrollará la instrucción, fase que tiene por objeto decidir si el proceso sigue y en qué términos para abrir juicio oral.
 
En esta fase de instrucción, las empresas demandadas intentan la suspensión provisional del proceso, con el acuerdo obligatorio del Ministerio Público, de los inculpados y de todos los implicados, determinando la asignación de indemnizaciones a las víctimas.
 
En marzo de 2017, el fiscal determinó que los acusados ​​son el administrador, el director y  el supervisor de producción de Adubos de Portugal (ADP).
 
También están acusados ​​en este proceso cuatro funcionarios, todos ingenieros químicos, de General Electric (GE), empresa contratada por ADP para inspeccionar y vigilar las torres de refrigeración.
 
De todos los casos notificados a la Dirección General de Salud, el fiscal sólo logró establecer el vínculo de causalidad en 73 situaciones, ya que en las restantes fue "inviable la toma de muestras clínicas" o "no se identificó cepa o la cepa identificada era distinta de la detectada en las muestras ambientales recogidas ".
 
El Ministerio Público sostiene que el brote de legionella en el municipio de Vila Franca de Xira fue causado por la "manifiesta falta de cuidado"de los acusados, que no cumplieron "un conjunto de reglas y técnicas en la conservación / mantenimiento"de una de las torres de refrigeración de ADP.
 
ADP, GE y las siete personas​​ citadas están acusados ​​de un crimen de infracción de reglas de construcción, daño en instalaciones y perturbación de servicios. Los tres responsables de ADP y los cuatro funcionarios de GE responden, cada uno, por 20 delitos de lesiones por negligencia.
 
El sumario relata que "todos los acusados ​​y cada uno de ellos actuaron con manifiesta falta de cuidado, que el deber general de previsión aconseja, porque omitieron acciones importantes en la negociación, celebración y ejecución del contrato entre las sociedades acusadas ADP y GE".
 
La Fiscal Helena Leitão concluyó que, si las acciones se hubieran realizado, "serían determinantes para que el desarrollo microbiológico, en particular de la bacteria legionella, no hubiera ocurrido y propagado, por aerosolización, en los términos en que lo fue".