LA CASA BLANCA, UN NIDO DE PLAGAS DE RATONES Y CUCARACHAS

 
 
Benidorm, a 11 de diciembre de 2017
 
Según un documento obtenido por la cadena NBC, en los últimos dos años fueron aprobados los presupuestos de diversos trabajos de exterminio de cucarachas, ratones y hormigas.
 
Tanto los Presidentes Trump como Obama han padecido estas infestaciones, que han llegado hasta salas estratégicas del edificio.
 
La invasión se habría encontrado incluso en áreas en las que se come, en la oficina del jefe de personal y hasta en la famosa Sala de Situación (Situation Room), uno de los sitios con más seguridad del planeta donde se debaten las crisis globales.
 
Los roedores son vistos habitualmente en el sótano de la casa de gobierno estadounidense, en tanto que las hormigas son más comunes en la oficina del jefe de gabinete.
 
En sus quejas, los empleados además aseguran que hay cucarachas en al menos cuatro lugares diferentes de la Casa Blanca, entre ellos los comedores. 
 
 “Es un edificio viejo y como tal tiene necesidad de mucho mantenimiento”, ha explicado Brian Miller, ex inspector de la Administración General de Servicios, entidad que se ocupa del buen estado de los inmuebles federales.
 
Pero las infestaciones al parecer vienen de hace tiempo. Jimmy Carter, presidente de los Estados Unidos entre 1977 y 1981 había comentado en su diario la suciedad de la Casa Blanca: “Hace tres meses que les digo que se deshagan de los ratones pero parece que estén aumentando”.