LA APLICACIÓN A LOS MOSQUITOS DE MEDICAMENTOS FRENTE A LA MALARIA BLOQUEA LA TRANSMISION DEL PARASITO QUE CAUSA EL PALUDISMO

 
 
Benidorm, a 1 de marzo de 2019
 
Las picaduras de mosquitos Anopheles transmiten los parásitos Plasmodium falciparum que causan la malaria.
 
La malaria o paludismo mata a cientos de miles de personas cada año en todo el mundo.
 
Desde el comienzo de este siglo, los esfuerzos para prevenir la transmisión de estos parásitos a través de la distribución masiva de mosquiteros tratados con insecticida han sido extremadamente exitosos y han conseguido una reducción en las muertes por malaria.
 
Durante los últimos 20 años, la aplicación de insecticidas en las redes antimosquitos ha evitado en torno a un 68 % de casos de malaria, si bien algunas especies han desarrollado resistencia a insecticidas como los piretroides, usados en hogares y en agricultura.
 
Sin embargo, la resistencia a los insecticidas se ha generalizado en las poblaciones de mosquitos lo que ha llevado a la amenaza de un resurgimiento global de la malaria y hace que la búsqueda de herramientas eficaces para controlar el paludismo sea una prioridad urgente para la salud pública.
 
Científicos en Estados Unidos han investigado una técnica para “curar” a los mosquitos de malaria, en vez de eliminarlos con insecticidas para evitar que contagien esta enfermedad a los humanos.
 
El estudio ha sido publicado en la revista NATURE por científicos de la Harvard T. H. Chan School of Public Health.
 
Según el estudio, el desarrollo de Plasmodium falciparum se puede bloquear rápida y completamente cuando los mosquitos Anopheles gambiae hembras toman concentraciones bajas de antimaláricos, como la atovacuona.
 
La exposición del mosquito a la atovacuona produce la detención completa del parásito en el intestino del insecto y previene la transmisión de la infección.
 
Los mosquitos pueden absorber el fármaco a través de sus patas, cuando estas entran en contacto con una superficie a la que se ha aplicado atovaquona, como en las redes mosquiteras de las camas.
 
Los expertos también obtuvieron resultados similares con otros fármacos parecidos, aunque la atovaquona no tiene efectos sobre la capacidad reproductora de los mosquitos.
 
La impregnación de los mosquiteros con inhibidores del Plasmodium mitigaría sustancialmente los efectos en la salud mundial de la resistencia a los insecticidas. Este estudio aporta una estrategia para bloquear la transmisión de Plasmodium por los mosquitos Anopheles hembra, que tiene implicaciones prometedoras erradicar la malaria.
 
Fuente: https://www.nature.com/articles/s41586-019-0973-1