EN ESTADOS UNIDOS, LAS TOXIINFECCIONES ALIMENTARIAS AUMENTARON EN 2018 EN COMPARACIÓN CON EL PERÍODO 2015-2017

 
 
Benidorm, a 29 de abril de 2019
 
Según un nuevo informe del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) , las toxiinfecciones alimentarias en Estados Unidos aumentaron en 2018 en comparación con 2015-2017.
 
Durante 2018, la red de vigilancia FoodNet identificó 25.606 infecciones, 5.893 hospitalizaciones y 120 muertes.
 
La incidencia por 100,000 habitantes más alta ha sido para Campylobacter con 19.5 y ciclospora aumentó marcadamente por varios grandes brotes.
 
Asimismo, el número de enfermedades causadas por Campylobacter y Salmonella sigue siendo alto.
 
FoodNet investiga las infecciones diagnosticadas en el laboratorio causadas por Campylobacter, cyclospora, Listeria monocytogenes, Salmonella, E. coli productora de toxina Shiga (STEC), Shigella, Vibrio y Yersinia en 10 estados lo que cubre alrededor del 15 % de la población de los Estados Unidos.
 
La incidencia por 100,000 habitantes más alta ha sido para Campylobacter con 19.5 y Salmonella con 18.3, seguida de STEC (5.9), Shigella (4.9) y Vibrio.
 
La incidencia de estas enfermedades aumentó "significativamente" para Cyclospora (399 %), Vibrio (109 %), Yersinia (58 %), STEC (26 %), Campylobacter (12 %) y Salmonella (9 %).
 
Campylobacter ha sido la infección más comúnmente diagnosticada en FoodNet desde 2013. Las aves de corral son una fuente importante de Campylobacter. En pruebas realizadas por el USDA, Campylobacter se aisló del 18 % de las canales de pollo y del 16 % de las muestras de pollo muestreadas.
 
La incidencia de infecciones por Salmonella Enteritidis no ha disminuido en más de 10 años. Este patógeno está adaptado para vivir en aves de corral y sus huevos son una fuente importante de esta infección.
 
La carne de pollo es otra fuente importante de infecciones por Salmonella Enteritidis. ya que el 22% de los establecimientos que vendían pollo no cumplían con las norma de seguridad alimentaria para prevenir Salmonella.
 
En el sector de producción agroalimentario, se encuentra una fuente importante de enfermedades transmitidas por los alimentos. Los dos brotes de E. coli O157: H7 vinculados a la lechuga romana en 2018 confirman esta situación, además del aumento de casos de Cyclospora relacionados con las ensaladas de McDonald's.
 
El informe recomienda que el gobierno haga más esfuerzos para atacar la contaminación de Campylobacter en pollos y para mejorar las medidas de prevención durante la producción de huevos, especialmente en pequeñas granjas.
 
Fuente: https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/68/wr/mm6816a2.htm?s_cid=mm6816a2_e