EL JUICIO DEL BROTE DE LEGIONELLA EN SEVILLA FINALIZA CON UNA MULTA DE 2.700 EUROS

 
 
Benidorm, a 17 de enero de 2017
 
Los dos acusados eran el responsable de mantenimiento de la cadena hotelera y la directora gerente de la empresa de control de legiuonella contratada por el hotel.
 
Cada uno ha sido condenado al pago de 2.700 euros de multa., correspondiente al abono de seis euros diarios durante 15 meses, por cinco delitos de homicidio por imprudencia menos grave y por 14 delitos de lesiones también por imprudencia menos grave.
 
Inicialmente, la Fiscalía solicitaba para cada uno de los dos acusados hasta cuatro años de cárcel.
 
El brote se originó en el verano de 2009 y se saldó con cinco fallecidos y otros 14 afectados. Se demostró que el mismo tipo genético de Legionella se encontró en un torre de refrigeración del hotel y varios de los enfermos.
 
Al llegar a este acuerdo, no se ha celebrado la vista oral del juicio que estaba previsto para ayer día 16 de enero y que se debería haber alargado durante varias sesiones por lo extenso de las diligencias y testimonios.
 
La familia de cada fallecido percibirá 149.000 euros y cada afectado hasta 40.000 euros como indemnización económica.