EL CORONAVIRUS NO SE HIZO EN UN LABORATORIO. UN ANÁLISIS GENÉTICO DEMUESTRA QUE PROCEDE DE LA NATURALEZA

 
 
Benidorm, a 25 de marzo de 2020
 
Se ha rumoreado que el virus SARS-CoV-2 que causa el COVID-19, estaba creado por el hombre, pero los científicos han desmentido esa teoría.
 
La pandemia de coronavirus está causada por un virus natural, no uno producido en un laboratorio, según un nuevo estudio.
 
La composición genética del virus revela que el SARS-CoV-2 no es una mezcla de virus conocidos, como podría esperarse si fuera de origen humano. 
 
Tiene unas características especiales que se han identificado recientemente en los osos hormigueros llamados pangolines, lo que evidencia de que el virus proviene de la naturaleza
 
Este es el resultado del estudio de Kristian Andersen y sus colegas publicado en Nature Medicine.
 
Inicialmente, los investigadores pensaron que el virus se estaba propagando por infecciones repetidas que pasaban de los animales a humanos en un mercado de mariscos en Wuhan y luego se transmitían de persona a persona. 
 
El análisis de otros investigadores ha sugerido que el virus probablemente saltó solo una vez de un animal a una persona y se ha propagado de humano a humano desde mediados de noviembre.
 
Pero poco después de que se revelara la composición genética del virus a principios de enero, comenzaron a surgir rumores de que tal vez el virus fuese diseñado en un laboratorio y liberado intencional o accidentalmente.
 
Una desafortunada coincidencia alimentó a los teóricos de la conspiración, pues el Instituto de Virología de Wuhan está "muy cerca" del mercado de mariscos, y ha realizado investigaciones sobre virus y coronavirus.
 
Los investigadores analizaron la composición genética del virus para buscar su origen y se vio que el virus no era de origen humano.
 
Para crear un virus se necesitaría trabajar con virus ya conocidos y diseñarlos para que tengan las propiedades que se buscaran.
 
Pero el virus SARS-CoV-2 tiene componentes distintos de los virus previamente conocidos, por lo que tuvieron que proceder de un virus o virus desconocidos en la naturaleza. 
 
"Los datos genéticos muestran irrefutablemente que el SARS-CoV-2 no se deriva de ningún otro virus utilizado anteriormente",concluye el estudio.
Otros científicos también están de acuerdo: "No vemos absolutamente ninguna evidencia de que el virus haya sido diseñado o liberado a propósito", dice Emma Hodcroft, epidemióloga molecular de la Universidad de Basilea en Suiza. 
 
Los coronavirus que infectan a los pangolines dieron a los investigadores pistas importantes de que el virus SARS-CoV-2 es natural.
 
La similitud del SARS-CoV-2 con los virus de murciélago y pangolín es una de las mejores pruebas de que el virus es natural, dice Hodcroft. 
 
Fuente: K. G. Andersen et alThe proximal origin of SARS-CoV-2Nature Medicine. Published online March 17, 2020. doi: 10.1038/s41591-020-0820-9.