DESCUBREN UNA PROTEINA CLAVE PARA IMPEDIR QUE LOS MOSQUITOS PRODUZCAN HUEVOS VIABLES

 
 
Benidorm, a 16 de enero de 2019
 
Un estudio de investigación de la Universidad de Arizona (UA), en Estados Unidos, ha descubierto una proteína en los mosquitos que es fundamental para el proceso de producción de huevos viables.
 
Este descubrimiento podría ser clave para el control de la natalidad de los mosquitos.
 
Cuando los científicos bloquearon selectivamente la actividad de la proteína, que denominaron Factor 1 de la Cáscara de Huevo, o EOF-1, en mosquitos hembra, pusieron huevos con cáscaras de huevo defectuosas, que originó la muerte de los embriones.
 
En el informe, publicado en la revista ‘PLoS Biology’, el equipo demostró que EOF-1 solo existe en los mosquitos; por lo que cualquier producto desarrollado para hacer que la proteína actúe solo afectaría a los mosquitos y no a otros organismos.
 
Este enfoque puede ofrecer un modo de interrumpir la formación de huevos de mosquitos y reducir la población de mosquitos sin perjudicar a otros insectos beneficiosos como las abejas.
 
Sólo los mosquitos hembra pican porque necesitan sangre para producir huevos. Una vez que un mosquito hembra ha comido sangre, sus folículos se desarrollan y tarda tres días en poner huevos.
 
De los 40 genes específicos para mosquitos que se analizaron, solo se detectó uno, el gen EOF-1, que interrumpía la formación de la cáscara del huevo y causaba la muerte del embrión de mosquito.
 
En el caso de EOF-1, los investigadores se sorprendieron al descubrir que las hembras tratadas ya no podían producir huevos viables por el resto o por su vida útil de dos a tres semanas, incluso después de tres tomas de sangre consecutivas.
 
Mediante microscopía electrónica se vio que cuando los mosquitos son deficientes en la proteína EOF-1, las hembras ponen huevos con cáscaras de huevo de apariencia anormal.
 
Sobre la base de estos resultados, el equipo investigador vislumbra una estrategia con fármacos de moléculas pequeñas que interfieren selectivamente con el mosquito EOF-1 en áreas del mundo donde prevalecen las enfermedades transmitidas por mosquitos, que dan como resultado huevos que nunca se convierten en larvas.
 
En todo el mundo, más de 500 millones de personas padecen enfermedades transmitidas por insectos que se alimentan de sangre, como la malaria, el dengue, el virus Zika y el virus del Nilo Occidental, y cada año se atribuyen casi un millón de muertes a enfermedades transmitidas por mosquitos.
 
Fuente:https://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371/journal.pbio.3000068