CONSEJOS PARA UNA COMIDA SEGURA EN EL REGRESO DE LOS NIÑOS AL COLEGIO

 
 
7 de septiembre de 2020
 
Con el año escolar 2020-2021 acercándose, muchos estudiantes pueden estar volviendo a la escuela por primera vez desde que comenzó la pandemia COVID-19 .
 
Pero además de esta importante situación, no hay que dejar que las enfermedades transmitidas por alimentos, las intoxicaciones alimentarias, impidan el normal aprendizaje de los niños.
 
Mientras que los niños dependen de los maestros para las lecciones diarias, la tarea de preparar almuerzos seguros recae directamente en los padres y cuidadores. 
 
Por ello, es importante que aprendan las reglas básicas de la preparación de alimentos seguros: Limpiar, separar, cocinar y enfriar.
 
Limpiar: 
 
La mejor manera de prevenir muchas formas de enfermedad, incluyendo las enfermedades transmitidas por alimentos, es con el lavado adecuado de las manos. Los niños siempre deben limpiarse las manos antes de comer y los padres deben hacerlo antes y durante la preparación del almuerzo. El lavado de manos siempre debe incluir:
 
1.     Mojarse las manos con agua potable, cerrar el grifo y aplicar jabón.
2.     Enjabonar las manos frotándolas con el jabón. Asegurarse de enjabonarse el dorso de las manos, entre los dedos y bajo las uñas.
3.     Frotarse las manos durante al menos 20 segundos. 
4.     Enjuagar bien las manos con agua corriente y limpia.
5.     Secarse las manos con una toalla limpia.
 
Separar: 
 
Prevenga la contaminación cruzada manteniendo la carne y las aves crudas lejos de los alimentos listos para comerse. Cuando prepare alimentos perecederos que requieran ser cortados (por ejemplo, el tocino y el pollo crudos que se cocina para la ensalada), asegúrese de separar estos artículos de las frutas, verduras, quesos y otros alimentos para evitar la contaminación cruzada.
 
Corte y prepare los ingredientes crudos con antelación para evitar la contaminación cruzada mientras manipula los artículos listos para comer para las ensaladas u otros platos.
 
Las tablas de cortar de diferentes colores son un gran recordatorio para evitar la contaminación cruzada (puedes usar una tabla de cortar verde para los productos frescos y otra de otro color rojo para la carne y las aves).
 
Cocinar: 
 
Ten un termómetro para alimentos de fácil acceso para asegurar de que estás cocinando a las temperaturas internas seguras:
Cocine los cortes enteros de carne, incluyendo la de vaca y cerdo a 60 ºC y déjelos reposar por lo menos 3 minutos antes de cortarlos.
Cocine las carnes picadas, como hamburguesas y salchichas, a 70ºC.
Cocine todo el pollo y el pavo a 75 ºC
 
Enfriar:
 
Cuando se prepare el almuerzo con anticipación, recuerde que los alimentos perecederos no deben entrar en la Zona de Peligro - temperaturas entre 5 y 60 ºC, donde las bacterias se multiplican rápidamente y pueden hacer que la comida sea insegura.
 
Asegúrese de que todos los artículos perecederos se refrigeren dentro de las dos horas siguientes a la salida del horno o del refrigerador.
 
Tire los alimentos que hayan estado fuera por más de dos horas.
 
Estos cuatro pasos - Limpiar, Separar, Cocinar y Enfriar - dan a los padres y cuidadores los consejos que pueden utilizar para proteger a sus hijos de una intoxicación alimentaria.
 
La nutrición también cuenta. El almuerzo no sólo satisface el hambre de los niños ocupados, sino que también alimenta sus capacidades cognitivas. Los estudios han demostrado que una nutrición adecuada mejora los resultados de los estudiantes, sus capacidades de memoria, sus habilidades motoras, sus habilidades sociales y sus habilidades de lenguaje. 
 
FUENTE