CONSEJOS PARA EVITAR EL RIESGO DE LEGIONELLA AL MANIPULAR EL COMPOST

 

 

Benidorm, a 15 de septiembre de 2017

 

En Europa, hasta un 95 % de los casos de Legionelosis están producidos por Legionella pneumophila. Sin embargo, en Australia y Nueva Zelanda se encuentra la Legionella longbeachae como una de las mas habituales, causando con cerca del 50 % de los casos de Enfermedad del Legionario.

 

Los casos de Legionelosis en Europa asociados a Legionella lonbeachae son todavía muy poco numerosos. En 2015, se diagnosticaron 7 casos de Enfermedad del Legionario por L. Longbeachae, lo que suponía tan solo un 0,8 % del total. No obstante, es probable que haya una infradiagnóstico porque habitualmente se utiliza el antígeno urinario que solo detecta Legionella pneumophila serogrupo 1.

 

Cada vez se están declarando más casos en Europa de Legionelosis asociados al uso de compost ( potting-mix), especialmente en el Reino Unido. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Strathclyde en Escocia, detectó la presencia de Legionella en 14 de 22 muestras de compost ( 63,6 % ) comercializadas en el Reino Unido.

 

Mientras que en Australia y Nueva Zelanda, el serrín y las cortezas de madera se usan frecuentemente para la elaboración del compost, en Europa se utiliza más la turba. Existen algunos planes europeos para cambiar la composición del compost con menor cantidad de turba. De ser así, se podría favorecer una mayor presencia de Legionella y también de Legionella longbeachae en este abono y, por tanto, podríamos tener más casos de Legionelosis.

La inhalación de pequeñas gotas o de partículas que procedan del compost, de tierra del jardín o de otro tipo de abono podría introducir la bacteria hasta las vías respiratorias y producir la enfermedad.

 

La manipulación del compost, sin adoptar medidas de prevención, podría causar infecciones respiratorias por Legionella. Sin embargo, se ha observado que la manipulación habitual del compost podría ofrecer una inmunidad que protegiera a las personas frente a Legionella, como también se ha descrito en personas que trabajan en edificios contaminados por Legionella (hoteles, hospitales,…)

 

La reciente Norma UNE 10030-2017, de Prevención y control de la proliferación y diseminación de Legionella en instalaciones incluye el “uso de compost para plantas y macetas (potting mix-compost) en invernaderos” como una incidencia que ha originado casos de Legionelosis.

 

Aunque en la mayoría de los casos la exposición de los trabajadores o de los ciudadanos a las partículas del compost es muy limitada, es aconsejable adoptar algunas medidas de protección respiratoria.

 

MICROSERVICES aborda cómo realizar una manipulación correcta para evitar el riesgo de Legionelosis.

 

Para obtener el informe PINCHE AQUI