BROTE DE LISTERIA MONOCYTOGENES ASOCIADO AL CONSUMO DE PRODUCTOS DE SALMÓN EN VARIOS PAÍSES DE LA UNIÓN EUROPEA

 
 
Benidorm, a 27 de octubre de 2018
 
En agosto de 2017, Dinamarca informó sobre un primer grupo de casos relacionados con el consumo de salmón ahumado listo para el consumo producido en Polonia. 
 
Se tomaron medidas de control y se informó a los otros Estados miembros de la Unión Europea y otras autoridades competentes.
 
En octubre de 2017, Francia informó sobre la detección de la misma cepa de Listeria en el salmón marinado elaborado en la misma empresa de procesamiento polaca identificada en la investigación del brote danés.
 
El caso más reciente relacionado con el brote se notificó en Alemania en mayo de 2018.
 
Varios productos de salmón listos para comer, como el salmón ahumado en frío y el marinado, son la fuente probable de un brote de Listeria monocytogenes que ha afectado a varios países europeos.
 
La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC)  están realizando los estudios analíticos para determinar el origen de la infección.
 
Hasta el 8 de octubre de 2018, se habían notificado 12 casos, incluidas cuatro personas fallecidas.
 
Debido a la falta de datos de secuenciación del genoma completo de las muestras ambientales y de alimentos tomadas en la planta de procesamiento de Polonia, en la actualidad no es posible confirmar si la contaminación ocurrió en la planta sospechosa. 
 
La identificación de la misma cepa de Listeria en un producto de salmón en Francia y un nuevo caso humano en Alemania sugiere que la fuente de contaminación aún puede estar activa y que los productos contaminados se han distribuido a otros países de la UE que no son Dinamarca. 
 
Listeria es una familia de bacterias que contiene diez especies. Una de ellas, Listeria monocytogenes,causa la listeriosis como enfermedad en humanos y animales. 
 
Aunque la listeriosis es rara, la enfermedad suele ser grave, con altas tasas de hospitalización y mortalidad.
 
Los síntomas varían, desde síntomas leves parecidos a la gripe, como náuseas, vómitos y diarrea, hasta infecciones más graves, como meningitis y otras complicaciones potencialmente mortales.
 
Las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas inmunocomprometidas tienen un mayor riesgo de contraer la listeriosis.
 
Durante 2016, se declararon en la Unión Europea un total de 2.536 de listeriosis. De ellos, se conoce la edad y el resultado de la infección en 1.520 casos.
 
Un 62 % de los casos eran personas mayores de 65 años y en este grupo de edad la tasa de mortalidad fue de un 19 %.
 
Se encuentra Listeria monocytogenes en el 4,9 de los productos de pescado y el 2,6 % de productos cárnicos listos para su consumo así como en el 0,7 % de los quesos.
 
Para prevenir la listeriosis, es importante seguir las buenas prácticas de fabricación, las prácticas de higiene y el control efectivo de la temperatura en toda la cadena de producción, distribución y almacenamiento de alimentos, incluso en el hogar. 
 
En el hogar, se recomienda a los consumidores que mantengan baja la temperatura de sus frigoríficos para limitar el crecimiento potencial de bacterias, en caso de que esté presente en alimentos listos para su consumo. 
 
Fuente: https://www.efsa.europa.eu/en/press/news/181025