BROTE DE ESCHERICHIA COLI O157:H7 ASOCIADO AL CONSUMO DE LECHUGA EN VARIOS ESTADOS AMERICANOS

 
 
Benidorm, a 11 de mayo de 2018
 
Según el C.D.C. ( Centros para el Control y Prevención de Enfermedades). se ha declarado en varios estados americanos un brote de infección por E. COLI O157:H7.
 
Hasta ahora, hay 149 enfermos, con más de 60 hospitalizaciones en un total de 29 estados de USA.
 
Se ha producido un fallecimiento en un enfermo en California y 17 personas han desarrollado un cuadro grave de insuficiencia renal llamada síndrome urémico-hemolítico.
 
Los casos empezaron a partir del 18 de abril de 2018. Es posible que los enfermos que iniciaron sus síntomas en las últimas dos o tres semanas aún no se hayan declarado debido al periodo entre el momento en que una persona se enferma con E. coli y cuando se informa a los CDC.
 
En Canadá, tambien se han declarado 6 casos con la misma infección y con consumo de lechuga procedente de la misma área.
 
La información que se dispone indica que la lechuga romana (romaine) de la región productora de lechuga de Yuma, en Arizona, podría ser la fuente de la infección.
 
Se ha recomendado a los restaurantes, comercios y consumidores a no servir ni vender ningún tipo de lechuga romana de la región de Yuma, en Arizona.
 
Esto incluye las lechugas romanas enteras y los corazones de lechuga romana, la lechuga romana que viene cortada, la minirromana (baby romaine) y las ensaladas y ensaladas mixtas que contengan lechuga romana.
 
Por lo general, las personas se enferman por las bacterias E. coli productoras de la toxina de Shiga (STEC, por sus siglas en inglés) 2 a 8 días después de consumir el alimento contaminado.
 
La mayoría de las personas infectadas presentan diarrea, que puede ser con sangre, dolores abdominales y vómitos y se recuperan dentro de una semana.
 
Algunas personas con una infección por STEC pueden presentar un tipo de insuficiencia renal llamado síndrome urémico hemolítico (SUH), sobre todo en los niños menores de 5 años, los adultos de 65 años o mayores y las personas con el sistema inmunitario debilitado.
 
Las personas con SUH deben ser hospitalizadas porque los riñones les podrían dejar de funcionar y podrían presentar otros problemas graves.
 
Fuente: https://www.cdc.gov/ecoli/2018/o157h7-04-18/index.html