BROTE DE CRYPTOSPORIDIUM EN LOS INIVITADOS A UNA BODA EN UN HOTEL DE GRECIA

 
 
Benidorm, a 18 de enero de 2017
 
Una pareja de novios viajó a Grecia durante dos semanas para casarse y se alojó en el complejo de tres estrellas Marelen Hotel in Kalamaki on Zante, con 50 amigos y familiares.
 
Los novios Danielle, de 30 años y Mark Woollaston, de 38 años han iniciado un procedimiento legal contra este hotel en el que celebraron su boda.
 

Muchos de los invitados a la boda no pudieron a la fiesta debido a los síntomas que estaban padeciendo, algunos con importancia y gravedad.
 

A su regreso al Reino Unido, la novia, el novio y la mayoría de sus invitados fueron diagnosticados con Cryptosporidium, un parásito que causa síntomas digestivos con vómitos y diarrea.
 

Un total de 93 turistas afectados han solicitado reclamaciones económicas por el brote de la enfermedad contraída durante su estancia en el hotel. De ellos, 33 eran niños y jóvenes.

 

Las personas que están demandando legalmente al hotel han declarado que notaron que la piscina estaba cerrada durante varios días seguramente por la presencia de heces en el agua.

 

Cryptosporidium es un parásito microscópico que causa importantes síntomas digestivos como diarrea y vómitos. A menudo se propaga a través de agua contaminada en las piscinas o también por mala higiene de los alimentos o del agua potable.

 
En España, el primer brote se notificó en 1997 en una escuela. Desde ese año, se han notificado numeroso brotes y casos, implicando a hoteles, escuelas, ciudades e incluso un picnic.
 
El brote más importante se notificó en el año 2003, diagnosticándose 214 casos de infección en turistas británicos de un hotel de Mallorca y fue debido a la contaminación del agua de una piscina.
 
MICROSERVICES ha publicado el protocolo de accidentes fecales en piscinas para intentar prevenir este tipo de brotes. Pueden obtener mas información en  http://microservices.es/protocolo-de-acciones-ante-contaminacion-fecal-de-piscinas