BROTE DE COVID POR TRANSMISIÓN EN LOS CONDUCTOS DE AIRE DE LOS BAÑOS DE UN EDIFICIO

 
 
28 de diciembre de 2020
 
Un estudio publicado en la revista Journal of Infectious Diseases ha desvelado un brote aparentemente producido a través de los conductos de aire de los baños en un edificio residencial de Seúl (Corea del Sur).
 
Se registraron diez casos de coronavirus en las dos mismas líneas verticales del inmueble. 
 
La primera en ser diagnosticada fue una mujer que vivía en un apartamento del sexto piso y posteriormente tanto su marido como su hija dieron positivo.
 
Tan sólo un día después, se produjo el cuarto contagio: un niño de 19 meses que vivía en el quinto piso y al día siguiente, el quinto caso ocurrió en el cuarto piso y en la misma línea vertical que los dos domicilios anteriores. 
 
Debido a esta situación, las autoridades decidieron efectuar pruebas PCR a todos los residentes. 
 
Después de realizar test a 437 personas, surgieron otros cinco positivos más: la madre del niño del quinto piso, los vecinos de los pisos 10 y 11 de la misma línea vertical y dos vecinos más de los pisos segundo y 11 de la siguiente línea vertical.
 
En total, diez positivos en el mismo edificio, ocho de los cuales sucedieron en la misma línea vertical. 
 
La primera hipótesis que se barajó fue que "la transmisión se hubiera producido a través de gotas infecciosas al compartir un espacio común, como un ascensor”.
 
Una vez analizadas diversas posibilidades, los expertos explicaron que "es razonable sospechar que se transmita un aerosol a través del conducto que conecta la línea vertical del edificio: el desagüe o el conducto de aire".
 
Después de descartar los desagües, se centraron en los conductos del aire: "Los apartamentos están conectados verticalmente a través de los respiraderos del baño. Y el edificio fue construido antes de que fuera obligatoria la instalación de un extractor. Por lo tanto, no existe un bloqueo físico para el aire que entra en esa estancia desde el respiradero".
 
Así, comenzaron a hablar de un 'efecto chimenea', referido al "movimiento vertical del aire causado por la diferencia en la densidad del aire interior y el exterior, por la diferencia de temperatura que hay dentro y fuera del edificio".
 
"El virus del primer caso infectado se puede propagar hacia arriba y hacia abajo a través del conducto de aire.”
 
Con todos los datos, los científicos concluyeron que el virus pudo mantenerse con vida más de una hora tras ser liberado probablemente por la primera persona infectada durante una ducha en el baño al toser, respirar o cantar. 
 
Posteriormente, se combinó con vapor de agua y se convirtió en aerosol, lo que favoreció la transmisión y superviviencia del virus.
 
Fuente: https://www.ijidonline.com/article/S1201-9712(20)32558-3/fulltext