ANECPLA ADVIERTE DE LOS PELIGROS DE DAR COMIDA A LAS PALOMAS Y LOS GATOS CALLEJEROS

 
 
Benidorm, a 8 de mayo de 2019
 
La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla) alerta de los peligros que supone dar de comer a las palomas y a otros animales callejeros.
 
Entre otras, estos animales pueden trasmitir infecciones graves como histoplasmosis, clamidiosis y toxocariasis.
 
«El número de colonias de gatos callejeros o plagas de palomas comunes se ha visto incrementado de manera abismal en los últimos años, en gran medida debido al alimento que ciudadanos, no autorizados, les ofrecen», ha explicado la directora general de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta.
 
En los estudios, se demuestra que las poblaciones de palomas disminuyen hasta un 50 % si no tienen comida.
 
Por su parte, las colonias de gastos salvajes disminuirían hasta un 45 % si no se les diera de comer en las calles y plazas.
 
Los restos de comida son un buen soporte para el desarrollo de microorganismos y de otras plagas, como ratas o cucarachas.
 
Cuando alguien deja una lata de atún abierta para alimentar a los gatos de su barrio o cuando se lanzan trozos de pan a las palomas en el parque, están poniendo en peligro su salud.
 
Este incremento de las plagas, además de ser un problema de salud pública, ataca tanto al mobiliario urbano como al patrimonio arquitectónico de las ciudades.
 
Además, sus excrementos ensucian las calles y edificios y taponan los desagües.