ACUSADA DE HOMICIDIO LA CUIDADORA DE UNA ANCIANA QUE FALLECIÓ POR LAS MORDEDURAS DE CHINCHES

 
 
Benidorm, a 6 de marzo de 2017
 
La Sra. Mary Stoner de 96 años, falleció en febrero de 2016 por las infecciones sufridas después de una infestación de chinches en la casa de su cuidadora. Tuvo que ser atendida en el servicio de urgencias a los dos días después de que se alojará en la casa de su cuidadora en Hanover, Pennsylvania.
 
Los médicos encontraron que la fallecida tenia múltiples mordeduras y una celulitis por la infección desde los chinches de la cama y cuando falleció seis dias después, la autopsia determinó que la causa de la muerte fue una sepsis (infección generalizada ) tras la infestación por los chinches.
 
La Sra. Stoner falleció en el Hospital de York el día 22 de febrero de 2016, dos semanas después que su familia decidió que abandonara los cuidados de que le prestaban por el evidente deterioro de su salud. Tenía una erupción en la piel que cubría mas de 50 % de su cuerpo.
 
Una enfermera fotografió el cuerpo de la fallecida, que no podía hablar por su grave estado, y denunció la situación a la Policía.
 
La Policía de West Manheim Township investigó en la casa de su cuidadora, Deborah Butler, de 72 años, en Baltimore Pike. Los agentes encontraron una infestación masiva de chinches que afectaba a las paredes, camas y almohadas.
 
En otra habitación, vieron que el colchón de la fallecida estaba apoyado sobre la pared y que había sido limpiado pero conservaba numerosas manchas de sangre. Finalmente, la policía encontró a una hermana adoptada de la cuidadora, de 48 años, y con discapacidad mental, también con chinches corriendo sobre su cuerpo.
 
La cuidadora ha sido imputada por un delito en primer grado de homicidio involuntario y falta de cuidados. Aunque la cuidadora ha declarado que no había notado ningún cambio en la salud de la anciana, la policía constató que el estado de salud requería de atención médica inmediata.
 
Otra mujer de 88 años que también vivía en la casa pero que es ciega, afirmó que notaba los chinches corrían por su cuerpo y le habían mordido.
 
La casa no había tenido ninguna deficiencia en las inspecciones del Departamento de Servicios Sociales de Pennsylvania. Según el expediente judicial, la empresa de control de plagas advirtió que la infestación por chinches debía estar presente en la casa desde hacía mas de seis meses.
 
Para mas información sobre los chinches de la cama, pueden obtenerla en: http://microservices.es/chinches-de-la-cama-en-hoteles